lunes, 11 de enero de 2010

El adiós de un catalán indómito.

Carta de mi amigo Augusto Ferrer Dalmau, catalán hasta la médula; leída por César Vidal, en la que explica los motivos de su exilio voluntario en tierras castellanas, dejando atrás a su Cataluña natal, tierra de sus tradiciones a la que está hondamente arraigado. Augusto es un hombre valiente, que no esconde ni sus opiniones, ni sus creencias; valiente por haber tenido el valor de exiliarse y explicarlo, siendo políticamente incorrecto y dando la cara, en primera linea de batalla. Gracias por el ejemplo, querido Augusto. En febrero, Dios mediante, nos comemos ese lechazo que queda pendiente. Un fuerte abrazo.


video

No hay comentarios: