viernes, 18 de mayo de 2007

Los últimos y tristes días del Rey (02)


DECLARACIÓN DE DOÑA MAGDALENA DE BORBÓN,

ÚLTIMA GRAN REINA DEL LEGITIMISMO ESPAÑOL,

DE 8 DE MARZO DE 1977

REPRODUCIDA EN VARIOS DIARIOS FRANCESES Y ESPAÑOLES

Quiero expresar mi indignación por el hecho de que mi hijo Carlos Hugo haya sido capaz de acusar a su hermano Sixto Enrique de haber secuestrado a su padre, cuando precisamente esta mañana a las 7:30 horas y en contra de las consignas más estrictas de los médicos, nuestra hija Cecilia, de acuerdo con su hermano Carlos Hugo, se llevó a mi esposo fuera del Hospital Americano, centro en el que estaba hospitalizado desde hace ocho días, y donde yo he permanecido junto a él todo este tiempo, con el pretexto de acompañarlo a Misa. Quiero decir que además es imperdonable que Carlos Hugo no haya vacilado en arriesgarse a hacer salir del Hospital a su padre, sin ningún respeto a su edad ni a su estado de salud, para llevarle ante un notario desconocido a fin de obligar a mi esposo a hacer una declaración a favor de Carlos Hugo y contraria al auténtico Tradicionalismo.

Para conseguir que mi esposo firmara esa declaración, Carlos Hugo no ha dudado en emplear los chantajes y presiones más innobles, llegándole a decir que la vida de su hermano Sixto Enrique se vería amenazada si no firmaba esa declaración, sin haberle permitido regresar más que después de firmar ese texto. A última hora pudo llegar mi esposo al hospital, visiblemente afectado y trastornado por el hecho de haber sido obligado por su hijo a firmar un texto difundido en su nombre y tan contrario a sus ideas.

Hago constar que a partir de ahora estoy decidida a adoptar todos los recursos jurídicos que estén a mi alcance para preservar la salud de mi marido y el honor de mi familia.

S.A.R. la Duquesa de Parma





Nota de Requeté Català: ¡Cuan grande debió ser el dolor que sufrió doña Magdalena, como madre y como reina, para no querer que algunos de sus hijos no la acompañaran en el último adiós! Les ruego que lo analicen en profundidad y recen por la memoria de esta gran Reina de España. Un motivo más para rendirle a don Javier I y a su augusta esposa doña Magdalena, el merecidísimo homenaje que merecen ¡Vivan los Reyes Legítimos de España!

No hay comentarios: